Fitness en familia: haz del ejercicio un asunto familiar

Este papá se puso en forma y consiguió algo inesperado

Quería monitorear mi frecuencia cardíaca, se me hacía que estaba muy alta y me preocupaba que fuera un riesgo para el corazón.

Neil W.

Estados Unidos

  • Estados de salud

Consejos de Neil

Oliver, el hijo de Neil W., tiene 15 años de edad. Es la misma edad que tenía Neil cuando su papá murió de un paro cardíaco. Tras descubrir que heredó el colesterol alto de su padre, Neil comenzó su propia campaña personal de fitness. Estaba decidido hacer todo lo posible para estar por más tiempo junto a su esposa, Marie, su hija de 9 años, Emily, y por supuesto, Oliver.

"Siempre he sido relativamente deportista, pero hace unos dos años me empecé a interesar en los monitores de fitness y compré un Fitbit Surge", dice Neil, de 51 años, un gerente de entretenimiento parcialmente jubilado. "Quería monitorear mi frecuencia cardíaca, se me hacía que estaba muy alta y me preocupaba que fuera un riesgo para el corazón". Su frecuencia cardíaca en reposo era de 73 latidos por minuto, casi dentro del promedio para un hombre de mediana edad, pero muy lejos de la ideal. Un estudio de hombres de la revista American College of Cardiology del 2007, descubrió que las personas con una frecuencia cardíaca en reposo entre 70 y 75 latidos por minuto tienen 2,5 veces más probabilidades de sufrir un paro cardíaco repentino que los que la tienen abajo de 60. Una frecuencia cardíaca baja es signo de un corazón más fuerte. Si el corazón puede bombear mucha sangre en cada latido, no necesita latir tanto.

Cuando Marie y Oliver vieron cuánto disfrutaba Neil su monitor Fitbit, ellos también consiguieron uno (el Charge) y empezaron una rutina de fitness familiar, contando los pasos y cambiando hábitos para ver cuánto podían lograr en una semana. Lo primero que hicieron fue cambiar la forma de transportarse por las mañanas. En lugar de llevar a sus hijos a la escuela en el carro, los cuatro decidieron ir a pie y pasear a su perrito con ellos. "Al principio, a todos nos emocionaba ver al cachorro correr, brincar y ver todas las cosas por primera vez", comenta Neil.

Cuando empezaron a aumentar la cantidad de pasos, Neil se dio cuenta de que su familia estaba obteniendo algo aún más importante con esas caminatas: unión familiar. "Cada trayecto toma entre 20 y 25 minutos, así que todo ese tiempo lo pasamos juntos. Puede parecer que no sea mucho, ¿pero qué tan seguido pasas tiempo con toda tu familia sin que haya interrupciones constantemente? En nuestras caminatas no hay teléfonos, videojuegos ni deportes en la tele, sólo 4 miembros de una familia caminando y platicando".

"De pronto, mis hijos tuvieron toda mi atención y, hasta cierto punto, mi esposa y yo también tuvimos la de ellos", comentó Neil. "Lo que descubrimos fue un nuevo nivel de cariño y comprensión entre todos. Mucha gente piensa que los monitores de fitness se tratan sólo de medir la actividad y lograr metas. Pero mi familia y yo encontramos algo mucho más valioso: tiempo juntos y una felicidad que no se puede comprar con dinero".

El corazón de Neil no sólo está más lleno de amor que antes, también está mucho más sano. Su frecuencia cardíaca en reposo ahora está en 60 latidos por minuto. Su esposa, Marie, perdió 6 kg, y se siente increíble. "No hay nada mejor en el mundo que sentirte amada y demostrar tu amor por los demás. Ahora tenemos eso en abundancia".

INTEGRA EL EJERCICIO EN TU DÍA

Neil y su esposa tienen que llevar a sus hijos a la escuela, así que se van caminando. Hacen lo mismo cuando salen a comer cerca. Neil dice que si fueran a un gimnasio, nunca hubieran logrado integrar toda esta actividad física en sus vidas. "He ido a muchos gimnasios en mi vida, pero ahí se hace ejercicio en un ambiente solitario. Aprendí una lección muy valiosa cuando perdí a mi padre a la edad de 15 años cuando él tenía 43. Esta vida con familia y amigos es más lo más preciado que tengo".

MUÉVETE DESPUÉS DE CENAR

Neil puso una red de bádminton en el patio, donde él y su familia juegan un par de noches por semana. "Es como el postre de la cena. Una vez mi hijo hizo un buen tiro, mi hija lo regresó y yo lo eché para afuera, ¡vimos dos excelentes jugadas seguidas de un viejo cayendo al suelo! Lo que nos encanta es que esta es otra oportunidad de pasarla en familia y reírnos un montón." Eso sin mencionar la mejora considerable de salud.

DISFRUTA EL CAMINO

"Cuando caminamos por la costera todos los días, vemos a padres en el coche con sus hijos pasar rápidamente mientras nosotros admiramos la belleza del agua y platicamos", dice Neil. ¡Cuántas personas van con prisa y se pierden lo más importante: sus seres queridos y el tiempo que pasan juntos!".

Consejos de Neil

INTEGRA EL EJERCICIO EN TU DÍA

Neil y su esposa tienen que llevar a sus hijos a la escuela, así que se van caminando. Hacen lo mismo cuando salen a comer cerca. Neil dice que si fueran a un gimnasio, nunca hubieran logrado integrar toda esta actividad física en sus vidas. "He ido a muchos gimnasios en mi vida, pero ahí se hace ejercicio en un ambiente solitario. Aprendí una lección muy valiosa cuando perdí a mi padre a la edad de 15 años cuando él tenía 43. Esta vida con familia y amigos es más lo más preciado que tengo".

MUÉVETE DESPUÉS DE CENAR

Neil puso una red de bádminton en el patio, donde él y su familia juegan un par de noches por semana. "Es como el postre de la cena. Una vez mi hijo hizo un buen tiro, mi hija lo regresó y yo lo eché para afuera, ¡vimos dos excelentes jugadas seguidas de un viejo cayendo al suelo! Lo que nos encanta es que esta es otra oportunidad de pasarla en familia y reírnos un montón." Eso sin mencionar la mejora considerable de salud.

DISFRUTA EL CAMINO

"Cuando caminamos por la costera todos los días, vemos a padres en el coche con sus hijos pasar rápidamente mientras nosotros admiramos la belleza del agua y platicamos", dice Neil. ¡Cuántas personas van con prisa y se pierden lo más importante: sus seres queridos y el tiempo que pasan juntos!".

Compra los productos de las historias