¿Se puede bajar de peso pensando positivamente? Ella sí pudo.

Me dije: "No porque te equivoques una vez significa que debes renunciar".

Hayley S.

Amarillo, Texas

  • Pérdida de peso

Consejos de Hayley

Nadie se imaginaría que una joven inteligente y exitosa, preparándose para estudiar un postgrado, tendría un problema de autoestima. Pues esa era la lucha interna que enfrentaban Hayley en 2014, una joven de 24 años de Amarillo, Texas.

"Por fuera, parecía que lo tenía todo: terminé la universidad, empezaba la maestría y estaba saliendo con un tipo genial. Pero por dentro me sentía insatisfecha. No estaba comiendo bien ni haciendo ejercicio, y no me gustaba lo que veía en el espejo". Aún así, era difícil que ella se comprometiera a mejorar su salud. "Mi actitud era pésima. Pensaba: si la mayoría de los estadounidenses son obesos, ¿por qué yo no?".

Fue hasta que vio a su novio Matt poniéndose y logrando sus propias metas que ella pensó en un cambio. "Él comenzó a correr y a perder peso", dice Hayley, "así que decidí usar su ejemplo positivo como motivación. En lugar de sólo verlo, empecé a fijarme metas". Pero lo hizo con la ayuda de algunas herramientas. Su novio le regaló un Fitbit Flex para monitorear su actividad y una báscula Fitbit Aria para registrar su peso.

Inicialmente, Hayley tenía como objetivo dar 10 000 pasos por día, y como constantemente ponía verde su panel, se retó a sí misma a completar un programa para correr. "Hice el plan de 5K y corría tres veces por semana" Pero el sobrepeso no se pierde de un día a otro.

"Me tomó un año —¡y una propuesta de matrimonio de Matt!— para que realmente me comprometiera a perder peso", dice Haley. "Y después de todos los altibajos en que ganaba y perdía peso, mi monitor y báscula de Fitbit estaban allí, recordándome constantemente que tenía todo lo necesario para hacerlo". Fue cuando ella agregó un par de entrenamientos de pesas en la fórmula. "Mi plan era correr o entrenar cinco veces a la semana".

El pesimismo siguió presente en el trayecto de Halyey, pero ese fantasma interior poco a poco fue desapareciendo. "De pronto surgen los pensamientos desalentadores, pero aprendí a ignorarlos, y nunca me rendí". Si se salía de su rutina o no hacía una elección saludable, trataba de que no le afectara. "Me dije: ‘No porque te equivoques una vez significa que debes renunciar’, y me proponía a ser más constante con mis hábitos en el futuro". Ese pensamiento positivo fue la clave.

Con el tiempo, Hayley iba acumulando victorias. "Llegué a mi objetivo de peso justo antes de mi boda, hice un programa de 5K y luego uno de 10K, e incluso comencé a hacer carreras de obstáculos con Matt". También cambió sus monitores dos veces: compró un Fitbit Charge HR, y más recientemente compró un Fitbit Blaze para registrar su ritmo cardíaco, las rutas que corría y más.

COME CON MEDIDA

"Nunca quise restringirme por completo en las comidas; eso me parecería un castigo. Pero es necesario mantener el control, así que Matt y yo hicimos el compromiso juntos de dejar de comer después de las 8:00 PM, y solo comemos fuera una vez a la semana".

RETA A OTROS

"Les presente el mundo de Fitbit a mi familia y amigos. Además, algunas de mis compañeras de la universidad también tienen monitores, así que siempre estoy retándolas a desafíos diarios, de lunes a viernes y fines de semana", explica Haley. "Para mí los desafíos no consisten en la competitividad, sino en divertirme y estar siempre motivada".

MONITOREA TUS DíAS

"Me esforcé mucho en monitorear todos mis hábitos, e invito a la gente a que haga lo mismo", dice Haley. "Incluso aunque no cambies nada al principio. Simplemente observa lo que estás haciendo y decide después lo que tienes que cambiar para estar más sano y sentirte mejor contigo mismo".

Consejos de Hayley

COME CON MEDIDA

"Nunca quise restringirme por completo en las comidas; eso me parecería un castigo. Pero es necesario mantener el control, así que Matt y yo hicimos el compromiso juntos de dejar de comer después de las 8:00 PM, y solo comemos fuera una vez a la semana".

RETA A OTROS

"Les presente el mundo de Fitbit a mi familia y amigos. Además, algunas de mis compañeras de la universidad también tienen monitores, así que siempre estoy retándolas a desafíos diarios, de lunes a viernes y fines de semana", explica Haley. "Para mí los desafíos no consisten en la competitividad, sino en divertirme y estar siempre motivada".

MONITOREA TUS DíAS

"Me esforcé mucho en monitorear todos mis hábitos, e invito a la gente a que haga lo mismo", dice Haley. "Incluso aunque no cambies nada al principio. Simplemente observa lo que estás haciendo y decide después lo que tienes que cambiar para estar más sano y sentirte mejor contigo mismo".

Compra los productos de las historias