Caminar ayuda a esta mujer a pensar

"Caminar me da serenidad", dice la ultramarchista Yolanda H.

"Hice mi primera carrera de 5K cuando cumplí 40; una amiga me invitó a un evento caritativo. Me encantó el ambiente, la gente apoyando y cruzar la meta fue una sensación increíble. Estaba tan adolorida al día siguiente que casi ni podía caminar, pero me sentía genial".

Yolanda H.

Corona, California

  • Fitness

Consejos de Yolanda

Nadie mejor que Yolanda, una mujer de 57 años de Corona, California, puede asegurar que con pasos pequeños se puede llegar muy lejos. "Hice mi primera carrera de 5K cuando cumplí 40; una amiga me invitó a un evento caritativo", dice. “Me encantó el ambiente, la gente apoyando y cruzar la meta fue una sensación increíble. Estaba tan adolorida al día siguiente que casi ni podía caminar, pero me sentía genial”. En muy poco tiempo ya se encontraba caminando maratones completos.

Cuando cumplió 50, decidió que estaba lista para un nuevo reto. Ya que le gustaba tanto caminar maratones, se propuso terminar 50 maratones en 50 semanas. Y cumplió eso y un poco más. "Terminé 65 maratones ese año, incluyendo algunas ultramaratones, que son 31 millas en las montañas", comenta. El año siguiente lo mejoró terminando 77 maratones, que fue cuando sintió curiosidad por los récords mundiales. "Tengo un amigo que también corre maratones y tiene 5 récords Guinness", señala. "¡Él me inspiró a tener uno propio!". Contactó a la gente de Guinness y se enteró de que una mujer italiana poseía el récord de maratones en un año, con 100. Entonces, en 2010 Yolanda se propuso romper ese récord y participó en 106 maratones y ultramaratones. Rompió su propio récord 2 años después, al terminar 120. "Quería demostrar que una "power walker" podía ser tan competitiva como una corredora", dice.

Sus caminatas tomaron un significado más personal cuando su madre murió de diabetes en 2013. "La extrañaba mucho y quería promover que algo tan simple como caminar y cambiar la alimentación puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2", dice. Así es como "Extreme Walk 4 Diabetes” nació. Ha caminado a través de Death Valley hasta Las Vegas y de Laguna Beach hasta San Francisco (más de 525 millas), solo para ayudar a difundir los increíbles beneficios de poner un pie delante del otro.

Aunque pareciera que alguien que camina tanto como Yolanda sería un usuario ideal para un dispositivo Fitbit, ella no usó uno sino hasta principios de este año. "Me regalé un Fitbit One de Navidad e inmediatamente me enamoré de lo mucho que te reta", dice. Al momento de esta entrevista, ella ha registrado 8 644 552 pasos, y no da señales de querer bajar el ritmo. "Estoy tratando de caminar una maratón cada día de 2015, lo que me toma aproximadamente 7 horas", dice. "Caminar me da serenidad. Cuando inicio un maratón, pienso en un asunto o un problema que puede parecer grande y después de caminar y pensar en ello, seis horas después, ya no es un motivo de preocupación".

DÉJATE DE EXCUSAS

"Hay 100 razones para no salir a caminar, pero 1 000 por las que sí deberías", dice. "Si te dejas de excusas, lo lograrás".

FIJA UNA META

"Si no tienes algo por qué esforzarte, no puedes ni soñar con lo que vas a lograr", explica. "La meta no tiene que ser muy ambiciosa, puede ser caminar 30 km a la semana, pero la necesitas para mantenerte enfocado".

OBTÉN ENERGÍA NATURAL

"Solía llevar M&Ms en mis caminatas, pero no era suficiente y cada vez necesitaba más”, dice Yolanda. “Ahora como fruta para aumentar mi energía. Las naranjas, uvas o kiwi mantienen mi nivel de energía”.

Consejos de Yolanda

DÉJATE DE EXCUSAS

"Hay 100 razones para no salir a caminar, pero 1 000 por las que sí deberías", dice. "Si te dejas de excusas, lo lograrás".

FIJA UNA META

"Si no tienes algo por qué esforzarte, no puedes ni soñar con lo que vas a lograr", explica. "La meta no tiene que ser muy ambiciosa, puede ser caminar 30 km a la semana, pero la necesitas para mantenerte enfocado".

OBTÉN ENERGÍA NATURAL

"Solía llevar M&Ms en mis caminatas, pero no era suficiente y cada vez necesitaba más”, dice Yolanda. “Ahora como fruta para aumentar mi energía. Las naranjas, uvas o kiwi mantienen mi nivel de energía”.

Compra los productos de las historias